jueves, 18 de octubre de 2012

ESCRIBIR POR NADA

ESCRIBIR POR NADA…
Anoche, saliendo de mi consultorio, tomé el Jeep y no me dirigí a mi casa, como siempre. Eran las 7:45 y pensé que a esa hora el tráfico aún es muy pesado. Todo el mundo maneja como un autómata en esta ciudad, que podría ser hermosa si los que manejamos fueramos tan solo un poco mas amables, si dejáramos la prisa en la guantera y condujeramos el auto con el afán de disfrutar. Yo creo que si se puede. Entonces llegué a la placita que está frente a galerías, entré al estacionamiento y, aunque estaba lleno, logré un lugar cerca de la librería Gandhi. Tenía la intención de comprar “El juego del ángel”, de Carlos Ruíz Zafón, en el afán de continuar con la tetralogía de este autór, para mi gusto, de una escritura clarísima, descriptiva y muy interesante. Ya en la librería, el aroma a libro nuevo y la música clásica de fondo, te invita a permanecer largos ratos entre los estantes disfrutando los autores, leyendo las contraportadas, imaginado los misterios que se encierran tras cada título y cada comentario. Lo primero que hago siempre es rodear la góndola de las novedades. Al tomar un libro entre las manos se adivina mucho de lo que encierra y te abre un oceano de posibilidades en la imaginación; Un libro cuando lo escoges y lo tomas te puede enganchar, no te deja ir. Hay mucho de sugestión en cada portada y en cada título pero también es una corazonada, una comunicación directa con el interiór del libro, con el autor, con los secretos guardados entre sus páginas. Un libro, cuando te habla, pocas veces se equivoca…
Hay libros para todos, por eso cuando en la contraportada dice: en el año tal, un fulano se encuentra en la ciudad tal, envuelto en los misterios de un crimen que tiene que desenmascarar para salvar al país de tal… lo dejo, sin mas, para buscar otra posibilidad; o cuando leo: Los presidenciables o, hacia las elecciones 2012 etc… nisiquiera me acerco. Me gusta, por sobre todo, la novela histórica y costumbrista, basada en cosas reales, aunque, novelizados.
Encontré el libro de Ruíz Zafón que buscaba pero también me tropecé con un libro de Fernándo Arámbula”, Años lentos” , que habla sobre la historia reciente del país Vasco, un tema que desconozco pero que se me hace, por demás, interesante.
Formado en la fila para pagar, que de tan larga -y esto me da gusto- serpenteaba entre los estantes de los libros de cocina, me encontré con el ultimo ejemplar de un libro de cocina. TAPAS!!, relucía la palabra impregnada de sabores en la portada, entre frascos de aceite de oliva, el pan tostado, los salchichones, las aceitunas, los ajos y los tomates rojos, tan solo por noventa y nueve pesos. Lo revisé y, sin pensarlo, lo coloqué entre los otros dos, como escondiéndolo, a sabiendas de que mi mujer me cuestionaría el haber comprado otro manual de cocina… pero, que no se queje, siempre termina disfrutando mi comida, aunque después me la critica, mas por envidia que por su sabor…

No hay comentarios: