domingo, 17 de mayo de 2009

A MARIO BENEDETTI


Hoy, me enteré de que hace aproximadamente tres horas falleció el escritor Uruguayo MARIO BENEDETTI, a los ochenta y ocho años de edad, de una complicación intestitnal.
El primer contacto que tuve con la obra de Benedetti fue en mi juventud cuando alguien puso en mis manos su libro INVENTARIO. Empecé a leer una serie de poemas con una forma de decir que yo no conocía, la forma de decir de la gente de Uruguay, pero lo que mas pudo atraerme fue que lo que decía era real, que no había adornos innecesarios y que decía las cosas con una claridad palpable y entendible, con un lenguaje cotidiano, como quien platica con un amigo. Mas allá de eso, de los poemas de amor y des-amor, también pude descubrir , en sus novelas, la realidad política de un país lejano, que solo conocía, en aquel entonces, en el mapa, y al que nunca me imaginé que conocería y querría como ahora. Haber conocido a Benedetti puedo decir que ha sido quien me abrió la puerta del cono Sur, y no solo de Uruguay, si no que me hizo entender y sentir mi esencia latinoamericana.

Un sentido saludo a todo el pueblo Uruguayo, pero sobre todo a todo el pueblo latinoamericano.



Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

MARIO BENEDETTI

10 comentarios:

FLACA dijo...

Gracias,Roberto. Es evidente que los íconos de nuestra cultura, nuestros referentes en la primera juventud (yo recién estoy empezando la segunda), nos han marcado fuerte.Lo que emociona es que esos referentes, como
Benedetti,te hayan tocado tanto también a vos allá y te hayan traído hasta este sur y hasta Uruguay.
La primera novela suya que leí fue "El cumpleaños de Juan Ángel" y, a partir de ahí, no paré nunca más de leerlo.
Creo que no es casualidad que hayamos colgado el mismo poema.

andal13 dijo...

Gracias por esto.

Maria Coca dijo...

Hoy somos todos un poco más huérfanos... Menos mal que siempre podremos arroparnos con sus versos.

Besoss

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Un abrazo desde la tierra del gran Mario que hoy pasó a la inmortalidad aunque dejándonos con pena...

francisca dijo...

nos dejó tanto a todos, y no sólo latinoamericanos, sino de todos los rincones.

Comparto contigo, Roberto, tus palabras,

un abrazo

media luna dijo...

un abrazo también desde tu blog, a todos los uruguayos en particular, y a todos los amantes de la poesía y el compromiso.

Señorita A. dijo...

Un abrazo del tamaño del mundo, ante esta perdida irreparable que cala en el alma y en el corazón de los que queremos y admiramos a Papá Mario.
Por esa misma razón, siempre estará presente gracias a todo lo que nos dejó.

Saludos a la distancia.

FLACA dijo...

Vengo del blog de Andrea. Y hablando de pizzas, nunca me dijiste cómo te quedó la salsa de tomates hecha por tus manos.

VUELVO AL SUR.. dijo...

HOLA, Bien, muy bien diría yo.
Una vez, bueno , la última que estuve en Buenos Aires, probé una Pizza Margherita y me gustó mucho. Nunca la había probado.
Los fines de semana me meto a la cocina, como para relajarme y bueno creo que me quedó buena la salsa en mi pizza Margherita.
Estoy pensando que escribir en el próximo post, espero que sea pronto que suba cosas.
Gracias por escribir.

Señorita A. dijo...

Gracias por la visita, y también por las palabras tan lindas sobre mi espacio, Roberto. Espero que continuemos leyéndonos. Otro abrazo a la distancia.

A.