sábado, 18 de octubre de 2008

EN BUSCA DE CASTAGNINO


Llegué a Buenos Aires después de un largo y cansado viaje desde mi sur. Largo, por que fueron 11 horas de vuelo, incluida una escala en el aeropuerto de Lima, para reabastecer combustible, y, pesado, por que tuve la mala suerte de que mi lugar en el avión estuviera localizado en la salida de emergencia principal, y los respaldos de esos lugares no pueden reclinarse hacía atrás para facilitar el libre transito de pasajeros en caso de accidente.
Llegando a Buenos Aires tomé un remís que me llevó del aeropuerto al centro de la ciudad, a la calle Reconquista, donde se encontraba mi hotel. Apenas desempaqué lo necesario y, después de un baño, salí a recorrer, como un desesperado, esa ciudad que tanto me apasiona. Cambié algunos dólares en una casa de cambio de la calle Paraguay y tomé enseguida el subte, en la estación San Martín, de la linea C, para ir a la estación Moreno, ya sobre la Avenida nueve de julio. De ahí caminé por Venezuela hasta San Telmo. Era una tarde lluviosa, nostálgica, como la bienvenida de una ciudad que me estuviera esperando. En la plaza Dorrego comí dos empanadas en el Patio Cervecero, que me parecieron deliciosas: una de Muzzarella y una de carne, con una copa de Malbec. Mas tarde tome por Humberto primo hasta la calle Balcarce, donde se encuentra lo que fue la casa, ahora en ruinas, del pintor Juan Carlos Castagnino.


Castagnino, pintor argentino nacido en Mar del Plata, en 1908, supo plasmar con naturalidad el paisaje urbano y rural. Centró su pintura en el hombre e integró su figura al paisaje y de esa manera hizo, tal vez, la mejor ilustración del poema gauchesco Martín Fierro, del escritor José Hernández.

Uno de mis proyectos en este viaje era conseguir esa edición de Martín Fierro, así que después de sacar unas fotos de la casa me dirigí a Corrientes y Florida, con la idea de adquirir el mencionado libro. Pensé que lo encontraría en cualquier lado.
Entré al Ateneo, una de las librerías mas completas de la ciudad, donde me mostraron infinidad de ediciones, unas ilustradas y otras no, pero ninguna de ellas correspondía a la edición ilustrada por Castagnino, y así recorrí una y otra librerías sin encontrar o tener noticia de lo que yo buscaba.

Días mas tarde fui a Barracas y a Pompeya, dos barrios interesantes, para tomar unas fotografías que ilustrarán un trabajo que estoy haciendo sobre el origen del Tango. De regreso le pedí al taxista que me dejara en el Parque Lezama. Caminé por sus anchas veredas y me senté un largo rato frente a la estatua de Ceres, esperando ver llegar los fantasmas de Alejandra y Martín, aquellos seres atormentados de la novela de Sábato, SOBRE HEROES Y TUMBAS. No se cuanto tiempo pasé en ese lugar, pero se me hizo como un instante. De ahí caminé sobre Defensa, nuevamente hacia la plaza Dorrego; crucé por Brasil, donde está el legendario Bar Británico. Esa tarde en San Telmo había mas movimiento y muchos puestos preparándose para la feria del domingo.
San Telmo se caracteriza por ser un barrio de anticuarios y artistas, y por la feria que se instala cada domingo, donde se venden los objetos mas variados y curiosos: mates, sifones, cuadros, artesanías, ¡libros¡.... En uno de esos puestos había un señor, ya grande, que vendía libros antiguos. Por no dejar, y como un último recurso, le pregunté por el libro de Martín Fierro. Me mostró tres o cuatro ediciones viejas que no correspondían a lo que yo buscaba, pero de pronto sacó, de no se donde, un libro grande, casi deshojado, con el título de Martín Fierro, ¡ilustrado por Castagnino¡ Era una edición de 1962 que había servido de regalo para alguien por que todavía tiene una dedicatoria escrita con fina letra cursiva a pluma fuente. Después de un breve regateo me vendió por fin el libro en cincuenta pesos argentinos. Le pagué con gusto y me lo entregó en una bolsa de plástico. Cuando ya me alejaba del puesto, alguien a mis espaldas se acercó y le comentó al señor: ¡Vos sos un genio para vender¡ Yo, con el libro en mis manos, sonreí, convencido de haber hecho también la mejor compra.

27 comentarios:

andal13 dijo...

Maravillosa crónica... ¡Que ganas me dieron de pasear por San Telmo, en esta mañana soleada de domingo...!

VUELVO AL SUR.. dijo...

Acabo de pasar por tu casa y le leí, muerto de risa, a mi mujer todas las definiciones de las dos entradas. ¡que simpática realidad describes...
Gracias por venir

VUELVO AL SUR.. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
media luna dijo...

Pues ya que está visto que tardaré algun tiempo en cruzar el charco, es un placer ir de tu mano por esas calles de Buenos Aires en busca de ese libro con ilustraciones de Castagnino. Por cierto, que es una pena que su casa aparezca con ese deterioro o ese descuido.
Supongo que cuando acabes tu trabajo sobre los orígenes del tango, nos dejarás compartirlo. Hace poco me dijo Santi, que si fuera rioplatense sería tanguera. Y buscó sobre el tango información. Tan interesante que será un placer leer sobre tu trabajo.
Gracias por compartir tu viaje con los que miramos el mundo desde la ventana.
Un saludo.

media luna dijo...

Fe de erratas. Donde digo (escribo) buscó, quise decir (escribir) busqué. Ay las prisas!

VUELVO AL SUR.. dijo...

Hol, Media luna. He pensado ya hablar un poco sobre el tango, aunque tal vez no sea yo la persona indicada. Un día lo haré.
Te mando mientras tanto la página de una linda amiga Argentina, tanguera de corazón y que vive en Montreal. Ahí encontraras un excelente lugar para aprender Tango. Ojalá te sirva.
http://www.malena-tango.com/

Graciela dijo...

Hola Beto,

Muy bonito el relato, ese libro ilustrado en una joyita. Me has contagiado las ganas de estar en BA y sobre todo en San Telmo, hoy que es domingo.

Un abrazo,

Graciela (Alias Malena)

Y acabo de ver que has recomendado el blog. Otro abrazo!

FLACA dijo...

"Aquí me pongo a cantar
al compás de la vigüela,
que al hombre que lo desvela
una pena estraordinaria
como la ave solitaria
con elcantar se consuela"

Qué bueno encontrarte renovado con estas crónicas del viaje. Realmente, como dicen las amigas que ya comentaron, dan ganas de andar por Buenos Aires.Cosa que yo no hago hace como diecinueve años, y eso que está ahí, al otro lado del río.
Tu llegada allí y tu salida inmediata a pasear muestran tu especie de desesperación por gozar de todo lo de Buenos Aires y este sur y tu amor por estos lugares.
Buenísimo el relato y las fotos. Un beso.

FLACA dijo...

Volví, y menos mal. En cuanto abro este lugar me encuentro con esa maravillosa foto de la cabecera y me quedé muda y boquiabierta. No quiero ni pensar lo que le puede suceder a una si ve el glaciar desde in situ. Ya tendrás que contarlo.
Como digo yo, ¡qué imponente!

Maria Coca dijo...

Al final los dioses te sonrieron. Qué suerte la tuya! Tanto por el libro conseguido como por ese viaje tan maravilloso. Ir a Buenos Aires es una de mis asignaturas pendientes.

Besoss

VUELVO AL SUR.. dijo...

GRACIAS por tu visita. Cierto, Buenos Aires es una ciudad que se tiene que conocer. Ojalá pronto lo realices. Igualmente mi meta es ir por tus tierras.

FLACA dijo...

El Tata actualizó. Creo que te va a gustar.
http://www.tatabloguero.blogspot.com/
Un abrazo.

SUSANA dijo...

Querido Roberto:

Este es mi primer vuelo rasante por tu artículo -encantador- y volveré para compartir los detalles que has dejado de tu viaje.

Un abrazo, Roberto!

FLACA dijo...

Pasé a dejarte unsaludito de mañana de domingo. Un abrazo.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Gracias Stella, justamente estava pensando en ti, en que tengo que postear algo sencillo pero útil, y pensaba en que ayer estuvo Joan Manuel Serrat aquí, en mi pueblo, en un evento publico, tocando en una plaza para todo el pueblo ( Festival de la quimera de Metepec). Llevé a mis hijos, quienes ya conocen bastante de su obra a través de mi. Les gustó, sobre todo por que querían ver en vivo al hombre que de alguna manera marcó la juventud de muchos que ahora somos cincuentones.
Un abrazo Stella.

FLACA dijo...

¡¡¡Uy!!!... yo pensé en vos mientras me tomé hoy al mediodía un cabernet de Stagnari. Respecto a Joan, Èl prometió que, sin que yo se lo pidiera, iba a traerme las entradas para verlo en diciembre, cuando esté por aquí. Nunca fui a verlo en vivo, me da como miedo. Mi cuñada Helenita sí, muchas veces. Esta vez parece que Helenita va a ir conmigo, porque Él regalaría las entradasa a mí y a su hermana.
Fui el año pasado, con Él y con mis dos hijos (el menor obligado, pero después le gustó), al Palacio Peñarol a ver en vivo a Pablo Milanés. Estar con mi hija mayor disfrutando de igual forma de lo mismo, cantar las dos las mismas canciones con Pablo,lagrimear juntas, fue una emoción indescriptible. Le dije antes de empezar: olvidate de que soy tu madre y no me digas nada: voy a gritar, cantar,saltar, aplaudir, decir "cuba sí yanquis no",bailar ,y hacer lo que quiera sin escuchar de tu parte "no seas ridícula". Terminó con las dos con lágrimas de emoción en los ojos, de pie, balancéandonos y cantando; ella haciendo luz con el celular prendido, yo quemándome los dedos haciendo luz con la llama del encendedor.Es de las cosas que voy a guardar en mi corazón para siempre.Un abrazo hermanado. ¡Cuánto une la música!, mucho más que cualquier palabra.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Acabo de comer con mis hijos y con ella ( haciendo alusión al de la platinada cabellera). Hice una Pizza deliciosa que probé en BsAs. Solo Muzzarella y aceitunas. Después me dije.. ¿ y con que vas a beberte el Tannat que tienes ahí guardado?. Un Tannat Uruguayo de Bouza, creado en las violetas, Canelones, cerca de donde vos vivís y trabajás. (mas bien del camino que recorres cuando vas al laburo ¿no es así?) Preparé unos Bifes de chorizo...
En cuanto al vino me preocupé cuando al quitar la cápsula, el corcho tenía miel en los bordes, vino desparramado entre la botella y el corcho... Llamé a mi hijo menor, saqué la cámara para ilustrar cuando un vino va a estar malo; saque el corcho, todo húmedo, y le pregunté a Sebastián... ¿como crees que va a estar este vino? Bueno, le di mil explicaciones.... Entre los dos sacamos las fotos y nos olvidamos del vino.
Saqué una copa por fin para probarlo y ¿Que crees? contra todo lo esperado estaba ¡DELICIOSO¡.
Bueno, el vino delicioso, la carne no tanto, estaba seca.... pero la compañía da mi mujer y mis hijos lo llenaron todo...
ah¡ La pizza quedó muy buena también¡
UN saludo con mucho afecto hasta las piedras..
Roberto.

¿nos veremos alguan vez?. Yo aquí los espero.

Por cierto. excelente comentario el último soneto del Santi en aquello de los sonetos.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Acabo de comer con mis hijos y con ella ( haciendo alusión al de la platinada cabellera). Hice una Pizza deliciosa que probé en BsAs. Solo Muzzarella y aceitunas. Después me dije.. ¿ y con que vas a beberte el Tannat que tienes ahí guardado?. Un Tannat Uruguayo de Bouza, creado en las violetas, Canelones, cerca de donde vos vivís y trabajás. (mas bien del camino que recorres cuando vas al laburo ¿no es así?) Preparé unos Bifes de chorizo...
En cuanto al vino me preocupé cuando al quitar la cápsula, el corcho tenía miel en los bordes, vino desparramado entre la botella y el corcho... Llamé a mi hijo menor, saqué la cámara para ilustrar cuando un vino va a estar malo; saque el corcho, todo húmedo, y le pregunté a Sebastián... ¿como crees que va a estar este vino? Bueno, le di mil explicaciones.... Entre los dos sacamos las fotos y nos olvidamos del vino.
Saqué una copa por fin para probarlo y ¿Que crees? contra todo lo esperado estaba ¡DELICIOSO¡.
Bueno, el vino delicioso, la carne no tanto, estaba seca.... pero la compañía da mi mujer y mis hijos lo llenaron todo...
ah¡ La pizza quedó muy buena también¡
UN saludo con mucho afecto hasta las piedras..
Roberto.

¿nos veremos alguan vez?. Yo aquí los espero.

Por cierto. excelente comentario el último soneto del Santi en aquello de los sonetos.

VUELVO AL SUR.. dijo...

P.D. ¿como es eso de que conoces a Serra?
Ya sé que cuando iba a Uruguay, en aquellos tiempos en que Zitarrosa vivía, antes de llegar a cualquier lado pasaba a visitarlo, pero que tu lo conoces es una cosa que me llena de envidia... como aquel poema de la primairia ( de primer año), el poela de SAPO Y LA LUCIERNAGA. Si no te lo sabes te lo escribo...

Sabes? Mi suegro, el papá de mi mujer es flautista también. Fué la primera flauta de la sinfónica nacional aquí, en México, durante muchos, muchos años...
Con el he aprendido mucho....
Saludos.

FLACA dijo...

La Bodega Bouza (los dos establecimientos) quedan cerca de casa: uno en Progreso, en el camino Las Violetas, a 8 km., el otro -el que está abierto al turismo- en Melilla, más o menos a la misma distancia, sonre la Ruta 5, que une el norte con el sur del país, y que yo tomo para ir rápido al centro, es decir a Montevideo.
Los hermanos Bouza no son originariamente de estirpe vitivinícola ni productores agropecuarios, ellos son hijos de inmigrantes gallegos, que tuvieron durante años no me acuerdo si una panadería o una fábrica de pastas pequeña aquí en Las Piedras, a 10 cuadras de casa.Los hijos, actualmente no sé si uno o los dos dueños de la bodega, de jóvenes se abrieron de los padres y comenzaron a emprender diferentes negocios. Por ejemplo, cuando la era del video, abrieron un video a todo lujo acá a la vuelta de casa. Después pusieron una gran empresa de comida prehecha y así se enriquecieron (creo).Después empezaron con lo de la bodega que,por más calidad que tengan sus vinos,no es tradición sino negocio. No ocurre lo mismo con los vinos Toscanini, Pisano, Stagnari,etc.De todas formas, el emprendimiento que están llevando adelante es impresionante. Te paso la dirección de internet por si querés echar un vistazo.
http://www.bodegabouza.com/

¿A mí me preguntás si conozco a Serra?... no sé quién es.
¿Hiciste la pizza con la masa casera de levadura y la salsa hecha con tus manos?
Qué bueno eso que me contás de tu suegro, si conociera al Tata se entenderían de maravillas. Es bueno imaginar que por tu casa,además de Zitarrosa suena ,por ejemplo Händel, Bach, Telemann, Poulenc,etc.
Un beso a todos.

VUELVO AL SUR.. dijo...

La masa la hice con mis manos, con levadura y aceite de oliva, sal y una pizca da azucar. La salsa no, no se hacerla. Creo que se llama salsa Ragú...
La compro en el supermercado ( aca se llaman así)
Pero si vos me decís tu receta, te prometo que la hago yo mismo y te cuento que tal.
Un Beso Flaca.
Gracias por la noticia de lo de Bouza y los vinos.
Se me está haciendo que con esto, tendría motivo para un Viaje al Uruguay..
De todos modos el vino estaba muy bueno, pero es bueno saber lo que es mejor´allá.

VUELVO AL SUR.. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FLACA dijo...

¡Muy bieeen!...No es mucha la gente que sabe hacer la masa de levadura.Después va la receta de la salsa,porque ahora tengo que ir a sacar la comida del horno.Es mucho más fácil que hacer la masa.lodelaflaca@gmail.com
Ojo, que no dije que los vinos de Bouza fueran malos, al contrario.

andal13 dijo...

Volviendo al Sur... estuve hace unos años en el Glaciar Perito Moreno... tuve el placer de caminar por encima del glaciar, y de meterme en una gruta debajo de él... y de finalizar la caminata con un whisky servido con hielo milenario...
No me gusta el whisky (sí el vino, me encantó el final de la historia de la botella que se "desgració")pero te imaginarás cómo disfruté ese whisky en particular...

VUELVO AL SUR.. dijo...

HOLA, GRACIAS POR VOLVER. YO TENGO FOTOS DE ESAS MESAS DE MADERA, MUY RUSTICAS Y LOS VASOS LLENOS DE ESE HIELO MILENARIO. YO HICE LA MISMA EXCURSION, PERO SIN ENTRAR A NADA...
VOY A SUBIR ALGUNAS FOTOS DE ESO Y ALGO QUE DECIR AHI.
SALUDOS
ROBERTO

FLACA dijo...

Te dejé respuesta en el boliche. Por favor,hacé un post sobre estas conmemoraciones; aprenderíamos muchísimo.Saludote.

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Qué buena crónica.
Te dejo un abrazo.