jueves, 24 de enero de 2008

EL SENTIDO DE VIVIR




Ayer, platicando con Marisol, una buena amiga, salió a la plática el tema de EL SENTIDO DE LA VIDA, y la pregunta obligada fue: ¿Cual es tu sentido de vida? ¿Que te hace tener el deseo de vivir? ¿Que te motiva para seguir adelante?
Viktor Frankl, neurólogo y Psiquiatra Austriaco, creador de la logoterapia, en su libro, EL HOMBRE EN BUSCA DEL SENTIDO, narra su cruda experiencia en los campos de concentración Nazi.
Despues de haber sido deportado junto con su mujer y sus padres al campo de concentración de Theresienstadten,de haber perdido todo, de haber sido separado de aquella joven con quien tenía un año de matrimonio, tuvo que trabajar en faenas durísimas, casi sin alimento y con apenas ropa en el crudo invierno Europeo. El, con los pies hinchados por la desnutrición y enfermo, miraba como a su lado muchos de sus compañeros se dejaban morir por que el sufrimiento era demasiado. Narra en un aparte de su libro, que en esos difíciles momentos lo único que lo mantenía vivo, lo único que le daba sentido a su vida y lo ayudaba a seguir, era el recuerdo de su mujer y la inquebrantable esperanza que tenía de volver a verla, sin saber que para entonces ella ya había muerto en otro campo de concentración.

y para ti, ¿Cual es tu sentido de vida?

22 comentarios:

Monica dijo...

El sentido de mi vida...primero, mis hijas, son mi vida y segundo, la vida misma.
Amo la vida y lo que nos da, se que tendré malos momentos, por eso cuando son buenos, los bebo lentamente desgustándolos como un vino bueno, para que me quede el gustito en la boca.
Me hace feliz levantarme ir a ver mis plantas, el retoño nuevo me enseña que a pesar de que podé la planta, ella me responde con nuevas hojas.
Te conocí pasando de casualidad por el blog de mujer con piernas y me gustó tu post.
Encantada de conocerte.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Gracias, Mónica. Tu comentario es muy agradable. Yo también disfruto mucha la vida, y tienes razón, el sentido de vivir me lo da mi familia, mis dos hijos, mi esposa, mis perros, mi casa. Trato de pasar muchos momentos en ella por ahí está lo que me hace vivir y luchar.
Un saludo.

Ana dijo...

Qué importante relato. Habla de algo que los poetas vienen contando, a veces trágicamente. El amor romántico como motivación a la existencia humana, a veces es el único que se conoce y cuando falla, todo se pierde si no tenemos el amor propio y por la vida misma en armonía. Pero en esta historia, el regresar con su amada fue lo que le mantuvo con vida. Y es que lejos de poesía o canciones, el amor sí es lo más poderoso.
Saludos desde esta isla!

VUELVO AL SUR.. dijo...

Ana, Gracias por el comentario. y Si, todos nececitamos un por que en la vida. No podemos andar vivir a la deriva, sin saber que o cual. El amor, desde luego, a nuestra esposa, a nustros hijos, es lo que nos motiva a seguir.
Un saludo Roberto

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Entré en tu blog por el magnetismo de su título... no me defraudó
Un saludo desde España

Bohemia dijo...

Mi familia...

Aprender, crecer, nutrirme, cultivar mi alma...

El amor...

Un beso, hacía tiempo que no pasaba y que bueno hacerlo con un post tan bonito!!!

VUELVO AL SUR.. dijo...

María Angeles. Gracias por tus palabras, sencillas pero estimulantes.
Un Saludo.

BOHEMIA.
Gracias por tu visita. Yo estoy frecuentemente visitando el cabaretito, con sus cosas interesantes, su música y todo lo que allá aprendes.
Un abrazo.

cruelenelcartel dijo...

Para mi el sentido de la vida es dejar huellas, aunque sean de pies doloridos e inchados...
Interesante el libro ese, ya hace rato que lo tengo en espera y me hiciste pensar en otro, un libro tipo de auto ayuda, pero de una calidad sorprendente, salio hace poco y se llama "la inutilidad del sufrimiento". Dice precisamente eso. Se puede vivir sin todo, pero es imposible vivir sin esperanza.
Beso

VUELVO AL SUR.. dijo...

Cruel en el cartel ( es un tango hermoso:afiche) me dío gusto tu visita. Según Nietzsche: Quien dispone de un para qué vivir es capaz de soportar casi cualquier cómo.
Se puede vivir conmuy poco cuando se tiene por que vivir.
Un beso

MAYA dijo...

Para mi el sentido de mi vida es mi hijo, por él me he levantado muchas veces de grandes caídas. No sé, cierro los ojos y lo primero que aparece es su imágen. Es como una energía que me levanta de cualquier forma. El sentido de mi vida es realizarme en todos los aspectos, como profesional, mujer, pero en especial ser humano, quiero caminar sin maletas pesadas y poder poner la cabeza en la almohada y dormir tranquila. No quiero riquezas. Solo lo necesario para no estar angustiada. Y bueno, tengo un anhelo que quiero cumplir que le daría un plus al sentido de mi vida, quiero que las mujeres se liberen de todas sus ataduras mentales y vuelen hacia la libertad.

No pido mucho, creo.

Un abrazo

VUELVO AL SUR.. dijo...

Maya, que bonito pensamiento. Ciertamente tienes algo que te mueve y cosas guardadas que vas utilizando en la vida.
Gracias por venir.
Roberto

VUELVO AL SUR.. dijo...

MaYA, no pude accesar a tu Blog, lo intentaré mas tarde.
Gracias por tu invitación.

c. dijo...

no puedo responder la pregunta porque son las dos veinte de la tarde y es lunes y hace demasiado calor y entonces sólo pienso en agua... gracias por ir y fue bueno venir, porque estaba zitarrosa y hace tanto tiempo que no lo veía, saludos, c.

Natacha dijo...

El sentido de la vida... la vida misma. Todo lo que la configura, lo bueno y lo malo. Lo bello y lo horrible. Mirar los ojos de mis hijos y verlos limpios, ver que crecen rectos. Y lo malo también da sentido, sentido de querer cambiarlo o de querer borrarlo.
Volveré a visitarte. Fue agradable.
Un saludo
Natacha.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Gracias Natacha por tu visita y por tu visión. Eso de ver la mirada de los hijos es lo que da sentido a la vida, tienes razón.
Un saludo

Maria Coca dijo...

Interesante post... El sentido de la vida, lo que nos mueve a continuar a pesar de los golpes... para mí es la esperanza: la ilusión de que me sentiré mejor, la ilusión del amor, de la comprensión... El sentido de mi vida es sentirme agusto en cada momento.

Siempre vuelvo al sur, para saber de tí. Tu lugar está plagado de paz para mí.

Besos desde mi orilla.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Gracias por volver, te extrañaba aquí, por que a tus playas yo voy cotidianamente. Un saludo y te veo pronto.

Margarita dijo...

qué difícil expresar cuál es el sentido de la vida.Son tantas cosas, el amor en todas sus versiones creo que es lo que nos mueve, amor a la familia, a la pareja, a la naturaleza, a los ideales, al arte, a l prójimo, simplemente amor.

Gracias por tus visitas a mi blog, saludos desde Chile

laura dijo...

Qué interesante tu blog, abierto a tantos temas...
También tengo un flog, y en una época, me dediqué a postear biografías de psicólogos que hicieron escuela, que hicieron camino. Así, le dedique un día a Freud, otro a Jung, otro a Adler, cuando conocí a Victor Frankl, su fuerza, su entereza... Lo que lo representa es la fotografía que puse en aquel momento, Frankl escalando unas rocas, siendo ya un hombre mayor...
Pienso, que algunas personas tienen, además de sus motivaciones personales, una fuerza interior que los desborda, y ese es el caso de Frankl. Yo me siento identificada con él... no importa lo que suceda, cada vez que caigo, intento levantarme. Es más fuerte que yo. También lo llamamos resiliencia.
A propósito!!! No soy una niña, tengo más de cuarenta años... jaj

Te agradezco lo de joven.

Saludos!

VUELVO AL SUR.. dijo...

Perdón por lo de la edad, pero en todo caso es lo de menos, lo interesante son tus palabras aquí y lo que he encontrado en tu blog, que seguiré visitando.
Será posible tener esa foto de Frankl escalando?
Gracias.

Le Santi dijo...

El sentido de la vida...
Yo qué sé. Es un poco frívolo hablar de eso con seguridad cuando hay tantos cuya vida es solamente sufrimiento y el único sentido para algunos es sobrevivir como sea movidos por quién sabe qué impulso inexplicable. En lo personal, antes el sentido de mi vida, para mí, era hacer algo grandioso. Ahora el sentido de la vida son mis cuatro nietas que me quieren cada día más y no quiero morirme para que no sufran.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Bueno, Santi, eso ya es un sentido de vida, frivolo o no, pero un sentido. Hacer algo grande, sobrevivir, o cuando menos vivir por tus nietas. Eso es algo grande y es un sentido de vida. Tal vez es frivolo como concepto, pero es peor no tener algo que te sostenga en esta vida.
Gracias por tu comentario