jueves, 6 de noviembre de 2008

El sentido de las cosas





….Estoy en el hospital, en mi consultorio y volteo a ver mi escritorio en desorden: expedientes, fichas, plumas, un calendario, el teléfono que nunca suena… De pronto, observo que también está mi mate, uno de mis favoritos y el que siempre me acompaña al hospital. Es un Mate de calabaza con cubierta de cuero y remate superior de aluminio. La bombilla es como cualquier otra. Al mirarlo me doy cuenta que aquí soy el único que bebe mate y que disfruta hacerlo. A veces, cuando no lo uso, ocupa su lugar en el librero de mi estudio, en casa… El pensamiento me lleva entonces hacia ese lugar tan mío, tan particular , mi espacio, donde puedo decir que concentro mis energías. Ahí están mis libros y mi música, los recuerdos de mis viajes, mis fotografías; los escasos antecedentes de mi vida pasada. desde ahí, a través de la ventana, puedo ver a mis perros cuando se acercan a visitarme… primero uno y luego otro. Pienso lo que va a ser de todo eso cuando yo ya no esté. ,,,Si un buen día llegaran mi mujer , mis hijos, mi familia, ¿le darán el valor a ese lugar, con todo lo que guarda adentro, o llegarán, y llenarán cajas vacías para desechar todo eso que me perteneció y que ya no sirve….
? Entonces reflexiono que las cosas que uno tiene, que uno es, son para vivirlas en su momento.. Si es un libro que has hecho tuyo, por que te ha dejado demasiado, leerlo y releerlo, anotar pasajes y dejarlo siempre a la vista, como un buen amigo; si es un disco, escucharlo siempre que puedas, emocionarte con sus notas hasta las lágrimas; si es tu copa favorita, llenarla siempre con gusto y disfrutar cada trago.; si es un recuerdo de viaje, tómalo entre tus manos y evoca los lugares a donde fuiste, por sencillos que estos sean; si es una fotografía, lo mismo, colócala en un sitio donde la puedas ver frecuentemente. A fin de cuentas, como dice Borges, esa es la vida, momentos, solo momentos, que un instante después se convierten en historia. Por es me repetiré desde ahora: las cosas que tengas en tu casa, tus cosas, encuentra la manera de disfrutarlas a cada momento, mira tus cosas con placer cuantas veces puedas; ponte la ropa que te gusta; bebe en la copa que prefieras; siéntate el los lugares que has hecho para ti; hojea y lee los libros que te hayan gustado; platica con tus seres queridos y escúchalos, aunque hablen de cosas sencillas. Nunca sabrás cuando será la última vez que lo hagas. Cada cosa que sea parte de ti deberá serlo intensamente, por que, tal vez, algún día, sin saber por que, cuando ya no estés, dejaran de tener el sentido que tu les has dado.



Un saludo a todos los amigos del mundo

sábado, 18 de octubre de 2008

EN BUSCA DE CASTAGNINO


Llegué a Buenos Aires después de un largo y cansado viaje desde mi sur. Largo, por que fueron 11 horas de vuelo, incluida una escala en el aeropuerto de Lima, para reabastecer combustible, y, pesado, por que tuve la mala suerte de que mi lugar en el avión estuviera localizado en la salida de emergencia principal, y los respaldos de esos lugares no pueden reclinarse hacía atrás para facilitar el libre transito de pasajeros en caso de accidente.
Llegando a Buenos Aires tomé un remís que me llevó del aeropuerto al centro de la ciudad, a la calle Reconquista, donde se encontraba mi hotel. Apenas desempaqué lo necesario y, después de un baño, salí a recorrer, como un desesperado, esa ciudad que tanto me apasiona. Cambié algunos dólares en una casa de cambio de la calle Paraguay y tomé enseguida el subte, en la estación San Martín, de la linea C, para ir a la estación Moreno, ya sobre la Avenida nueve de julio. De ahí caminé por Venezuela hasta San Telmo. Era una tarde lluviosa, nostálgica, como la bienvenida de una ciudad que me estuviera esperando. En la plaza Dorrego comí dos empanadas en el Patio Cervecero, que me parecieron deliciosas: una de Muzzarella y una de carne, con una copa de Malbec. Mas tarde tome por Humberto primo hasta la calle Balcarce, donde se encuentra lo que fue la casa, ahora en ruinas, del pintor Juan Carlos Castagnino.


Castagnino, pintor argentino nacido en Mar del Plata, en 1908, supo plasmar con naturalidad el paisaje urbano y rural. Centró su pintura en el hombre e integró su figura al paisaje y de esa manera hizo, tal vez, la mejor ilustración del poema gauchesco Martín Fierro, del escritor José Hernández.

Uno de mis proyectos en este viaje era conseguir esa edición de Martín Fierro, así que después de sacar unas fotos de la casa me dirigí a Corrientes y Florida, con la idea de adquirir el mencionado libro. Pensé que lo encontraría en cualquier lado.
Entré al Ateneo, una de las librerías mas completas de la ciudad, donde me mostraron infinidad de ediciones, unas ilustradas y otras no, pero ninguna de ellas correspondía a la edición ilustrada por Castagnino, y así recorrí una y otra librerías sin encontrar o tener noticia de lo que yo buscaba.

Días mas tarde fui a Barracas y a Pompeya, dos barrios interesantes, para tomar unas fotografías que ilustrarán un trabajo que estoy haciendo sobre el origen del Tango. De regreso le pedí al taxista que me dejara en el Parque Lezama. Caminé por sus anchas veredas y me senté un largo rato frente a la estatua de Ceres, esperando ver llegar los fantasmas de Alejandra y Martín, aquellos seres atormentados de la novela de Sábato, SOBRE HEROES Y TUMBAS. No se cuanto tiempo pasé en ese lugar, pero se me hizo como un instante. De ahí caminé sobre Defensa, nuevamente hacia la plaza Dorrego; crucé por Brasil, donde está el legendario Bar Británico. Esa tarde en San Telmo había mas movimiento y muchos puestos preparándose para la feria del domingo.
San Telmo se caracteriza por ser un barrio de anticuarios y artistas, y por la feria que se instala cada domingo, donde se venden los objetos mas variados y curiosos: mates, sifones, cuadros, artesanías, ¡libros¡.... En uno de esos puestos había un señor, ya grande, que vendía libros antiguos. Por no dejar, y como un último recurso, le pregunté por el libro de Martín Fierro. Me mostró tres o cuatro ediciones viejas que no correspondían a lo que yo buscaba, pero de pronto sacó, de no se donde, un libro grande, casi deshojado, con el título de Martín Fierro, ¡ilustrado por Castagnino¡ Era una edición de 1962 que había servido de regalo para alguien por que todavía tiene una dedicatoria escrita con fina letra cursiva a pluma fuente. Después de un breve regateo me vendió por fin el libro en cincuenta pesos argentinos. Le pagué con gusto y me lo entregó en una bolsa de plástico. Cuando ya me alejaba del puesto, alguien a mis espaldas se acercó y le comentó al señor: ¡Vos sos un genio para vender¡ Yo, con el libro en mis manos, sonreí, convencido de haber hecho también la mejor compra.

lunes, 25 de agosto de 2008

VALLE DE BRAVO


Valle de Bravo, como pueblo, fue fundado a orillas de un valle que se convirtió, por la construcción de una presa, en una laguna artificial. Esta ubicación es lo que le ha dado personalidad: por un lado la laguna, con su ambiente lacustre de pescadores y barcas y un sutil olor a pescado y humedad, y, por otro lado, la montaña que abraza materialmente al pueblo, lo envuelve y hace de él un lugar que podría ser parte de un cuento, un sitio mágico que te aísla de la vida y el estrés de la ciudad.
Al llegar, como una bienvenida, el camino de asfalto se pierde y se convierte en un empedrado. Las casas, todas ellas pintadas de blanco, impecables, con sus techos de viga y teja forman el paisaje rural de la provincia Mexicana. El aroma que habita el ambiente es una mezcla de humedad, de casa vieja, de bosque y brea, confundido a ciertas horas con los olores evocadores de la cocina Mexicana.
Cuando fui niño pasé largos periodos vacacionales en estas tierras, compartiendo mi vida de infante con los peones de la casa a donde llegaba. Aprendí con ellos a cuidar los caballos, a ensillarlos, a darles de comer. Los cepillábamos por la tarde y después nos íbamos a pelo desde la montaña y los llevábamos a pastar a la orilla de la laguna. Juntos siempre, sin horario ni escuela, nos levantábamos los tres amigos (Chencho, el orejón, Juvenal, el pecoso y yo) a las 5 de la mañana para pescar con un hilo de naylon, amarrado a una tablita y en la punta solo un anzuelo. La carnada eran grillos o lombrices que abundaban en el campo. Los fines de semana nos dedicábamos a rentar esos caballos a la gente que venía de la ciudad, yo, convertido para entonces, en uno mas de los cuidadores de caballos, con el pelo largo y despeinado y las manos duras de trabajo.
Así, sin saber en que momento, aprendí a montar a caballo con silla o sin ella, aprendí a pescar, a curarme por mi mismo; aprendí a andar en el bosque sin mas compañía que la de mi caballo y no perderme ni en la peor noche de tormenta, en que simplemente soltaba la rienda al caballo para que me volviera a casa sin rodeos. (pasión que aún ahora me acompaña), pero sobre todo aprendí que estar solo de vez en cuando, en silencio, en el bosque obscuro, es el mejor camino para llegar a uno mismo.

¿En que radica entonces la magia de Valle de Bravo?. Es un lugar que parece que se ha detenido en el tiempo, donde las gentes de los ranchos y las estancias bajan todavía a pié o en caballo a vender sus productos y a comprar su recaudo para la semana; gente que luce ropa sencilla y sombrero, gentes que siguen manteniendo sus costumbres; gente buena y trabajadora; Es mágico también por que el lugar te invita al descanso, no solamente físico, si no al descanso del espíritu; por que te invita a crear, a leer, a escribir o simplemente a ser.
Los dejo con imágenes del pueblo donde pasé muchos ratos de mi infancia.

VALLE DE BRAVO

Pueblo de montaña, de casas grandes, blancas, con todos los años a cuestas.

Hay lugares donde te sirven muy buen café


Balcones y ventanas de madera.


Vista de Valle desde la laguna. Atrás la montaña.

lunes, 18 de agosto de 2008

LOS PUEBLOS MAGICOS DE MEXICO


Como todos saben, en los últimos tiempos he cursado con una anemia de ideas blogueras. He dejado en el tintero cosas que transmitir, relatos, poemas propios o ajenos que se han quedado esperando una oportunidad. Esta abstinencia no ha sido solamente al plasmar algo en un post, si no que también en abrir la puerta y penetrar a los espacios de los amigos queridos. Amigos que aún sin conocernos físicamente, me han permitido entrar en sus casas y conocer sus costumbres cotidianas, un poco de sus familias, de su trabajo, de sus horarios, y hasta de sus desánimos o de las cosas que les causan preocupación; de los recuerdos y las vivencias que han hecho de ellos lo que son ahora. A través de estas visitas a deshoras he conocido mucho de su forma de ser y de pensar, lo que ha provocado, de pronto, que sin saber por qué, esté pensando o escribiendo con un acento que no es el mío; que haya aprendido modismos del Uruguay, Argentina o Chile sin darme cuenta en que momento se rompieron las barreras de la distancia o de las fronteras físicas y se integraron a mi forma de pensar o de hablar.
Ahora, después de casi un año de transitar por esta maravillosa red de Blogueros, puedo, por ejemplo, imaginar la sonrisa franca y la voz suave de Susana, de la cueva de Susana; puedo reírme y disfrutar leyendo los relatos de La Flaca, y evocar su voz un poco ronca por tantos años de fumar, su risa fácil y a veces explosiva, y sentir a través de la tremenda distancia su cálida amistad, siempre convocando a los amigos de la cofradía del sur; puedo percibir el espíritu sarcastico y simpático del Santi, que aunque mordáz en ocasiones, adivino en el a una persona llena de amistad….. De no ser así, no podía haber hecho realidad su cueva, que es mas para los amigos que para el mismo; y así como ellos puedo imaginar a tantos amigos y conocidos de este ciber espacio.
Es para ellos, para no perder su contacto, que quiero escribir y transmitir imágenes de lo que es mi país; apuntes de lo que yo llamo LOS PUEBLOS MAGICOS DE MEXICO. Y los llamo pueblos mágicos, por que son lugares donde pareciera que el tiempo se ha detenido, como esperando la llegada siempre de alguien. Pueblos donde en las casas no hay puertas si no portones, donde las ventanas de marcos de madera vieja y apolillada, están protegidas por fuertes rejas de hierro forjado Puertas, paredes, balcones y caminos que han visto durante mucho tiempo el ir y venir de la gente…. Pueblos y lugares en donde se percibe aún en el ambiente el olor del campo y humedad que da el paso de los siglos; donde las casas huelen a brea y barro en tiempo de lluvia; lugares de callejones estrechos y serpenteantes con el aroma típico de la cocina Mexicana.

Trataré, bajo la etiqueta de LOS PUEBLOS MAGICOS DE MEXICO, de mostrar lugares como Valle de Bravo, enclavado a la orilla de su laguna; Nogueras, en Colima, donde vivió el pintor y escritor Alejandro Rangél Hidalgo; Comala, donde cobró vida la novela de Juan Rulfo: Pedro Páramo; Bernal, pueblo siempre vigilado por su gran peña, uno de los monolitos mas grandes e imponentes del mundo; San Miguel de allende, pueblo protagonista de la guerra de independencia, donde gentes de todo el mundo encuentran el espacio idóneo para la creatividad…. Y así otros tantos lugares mas que irán apareciendo bajo esta de LOS PUEBLOS MAGICOS DE MEXICO.

Un abrazo a todos mis queridos amigos desde aquí.

martes, 13 de mayo de 2008

EL SUR TAMBIEN EXISTE



Hace algún tiempo tuve la maravillosa oportunidad de estar en una hermosa ciudad amurallada, con calles estrechas, empedradas y casas aniíguas, rústicas, algunas de ellas majestuosas: COLONIA DEL SACRAMENTO. Caminando por sus calles tortuosas, a la sombra de los grandes árboles, llegué a una las bardas fortificadas para ver el río de la Plata a través de una callecita que bajaba hacia el río, justo al pié de un enorme faro antiguo. Mas adelante, pude entrar en los pequeños comercios y tratar con la gente que ahí vive. Fue toda una experiencia. En uno de esos comercios, donde se venden infinidad de artesanías, compré un cuadro con una pintura en miniatura, de la que en ese momento no entendí el significado y que aún tengo en mi estudio. Al observar el dibujo con detenimiento, me llamó la atención el concepto plasmado del cono Sur. Este dibujo me hizo investigar un poco mas y descubrí que era de un gran pintor Uruguayo: JOAQUIN TORRES GARCIA.

Joaquin Torres García es uno de los mejores pintores del continente Americano y uno de los mas importantes de su tiempo. Uruguayo, pintor y pensador, vivió entre dos siglos, en Barcelona, París y Nueva York. Participó de la revolución del arte moderno aportando sus propias concepciones. Su periplo es una búsqueda de los principios que hacen del arte algo grande y universal, con un valor que trasciende la personalidad del artista y su tiempo.
A los 60 años regresa al Uruguay para fundar una nueva escuela de arte constructivo, donde hace transitar a sus discípulos el camino del arte moderno, no por imitación de las formas extremas, si no enfrentando sus íntimos problemas y contradicciones. Es así que forja una escuela pictórica Uruguaya y Americana con identidad propia: la escuela del sur, que permanence como uno de los mas consistentes movimientos artisticos del siglo XX.

"He dicho Escuela del Sur; porque en realidad, nuestro norte es el Sur. No debe haber norte, para nosotros, sino por oposición a nuestro Sur. Por eso ahora ponemos el mapa al revés, y entonces ya tenemos justa idea de nuestra posición, y no como quieren en el resto del mundo. La punta de América, desde ahora, prolongándose, señala insistentemente el Sur, nuestro norte.”

miércoles, 9 de abril de 2008

SE IMPLACABLE CON TU PALABRA

SE IMPLACABLE CON TU PALABRA. Habla con integridad y di solo aquello que piensas y sientes realmente.

NO TOMES NADA EN FORMA PERSONAL. Nada de lo que hacen o dicen los demás es por causa tuya. Simplemente refleja las experiencias de la vida de cada quien y las enseñanzas que recibió de su niñez.

NO HAGAS SUPOSICIONES. Encuentra el valor para hacer las preguntas que deseas y para expresar lo que realmente quieres. Comunícate con tanta claridad como te sea posible. No te aferres a ideas preconcebidas de lo que podrá pasar mañana.

SIEMPRE HAZ LAS COSAS LO MEJOR POSIBLE. No te sometas a la tortura de pensar lo que debiste haber hecho, ni vuelvas la vista atrás para llenarte de arrepentimientos.

viernes, 14 de marzo de 2008

LA BALSA DE LA MEDUSA


El 17 de junio de 1816 una flotilla de cuatro navios parte de Francia para tomar posesión del puerte senegalés de Saint Louis devuelto por los británicos como muestra de apoyo a la restauración borbónica. El 2 de julio la fragata “Medusa” que se había alejado de los otros barcos embarrancó en las aguas del banco de Arguin, a 160 kilometros de la costa africana. Sin ninguna esperanza de que los rescataran el capitán Hugues Duroy de Chaumereys dispuso que los 400 pasajeros del navio se repartieran de la siguiente manera: los “ilustres” del barco, entre los que figuraban el nuevo gobernador y su familia, embarcarían en los seis botes salvavidas, el resto, aproximadamente 150 personas entre marineros y soldados serían remolcados por los botes en una balsa de 20×7 metros. Diecisiete personas decidieron quedarse a bordo del navio.
Pronto se vio que la idea de remolcar la balsa era poco viable, lastraba la marcha de los botes y el creciente descontento de sus ocupantes hacia creer al capitan que podían abordarlos en cualquier momento por lo que decidió cortar las cuerdas que la unían con ésta y abandonarla a su suerte.
Las embarcaciones salvavidas llegaron sin demasiados contratiempos a distintos puntos de la costa, sólo 3 de las personas que quedaron en el barco fueron rescatadas con vida tras 52 días de espera, la balsa fue rescatada el 17 de julio (13 días después de que se hubieran cortado las cuerdas) por el “Argus”, uno de los navíos que formaba parte de la flotilla de la Medusa. A bordo sólo quedaban 15 hombres, de los que cinco fallecerían a los pocos días. Dos de los diez supervivientes, el médico Henri Savigny y el armador Alexander Corréard, difundieron los sucesos del desastre en un panfleto que se convirtió en un superventas al describir lo acontecido en aquella travesía: suicidios, asesinatos, canibalismo…
- Lo que nos trae al presente la leyenda, es que estos 15 hombres hicieron todo lo posible para defender sus vidas. Los supervivientes fueron presas del hambre, la sed, la insolación y las enfermedades. Murieron muchos y el resto sobrevivió comiendo los restos de los cadáveres.
Theodore Gericault en su cuadro plasma el momento en que los náufragos avistan la fragata que no los recogerá. Los personajes componen toda una galería de las expresiones posibles, desde la desesperación más absoluta del anciano que da la espalda al barco, pasando por los primeros atisbos de la esperanza, hasta llegar al entusiasmo desbordado de los hombres que agitan sus camisas al horizonte.
En este lienzo de Gericault quedó plasmada la actitud humana sometida a presion extremas ante la posibilidad de una muerte tan desgarradora, y las respuestas de los ocupantes que van desde los que se han dejado morir, después la imágen del padre que le dá la espalda a todo, con el cadaver de su hijo en los brazos y sin el menor sentido de vida, y en forma ascendente,hay quienes se incorporan, hasta llegar al hombre que al avistar a la fragata que los podría rescatar agita su camisa con entusiasmo desbordado, para llamar la atención de la fragata Argus.
El cuadro de Gericault es un claro ejemplo de lo que se llama resilencia, la capacidad que se manifiesta:
0. Frente a la destrucción, mostrando una gran facultad de proteger la propia integridad bajo presión.
0. Frente a la adversidad, estableciendo una actitud vital positiva pese a circunstancias difíciles.

En el próximo post se hablará de la Resilencia

viernes, 15 de febrero de 2008

A LA JUVENTUD


Acabo de terminar un libro de Mario Benedetti que se llama MEMORIA Y ESPERANZA, donde el poeta y escritor Uruguayo, ya octogenario, le escribe a la juventud. Es un libro lleno de sugerencias y mensajes certeros para que entiendan la necesidad preservar la rebeldía, el idealismo, las ganas de vivir y de cambiar el mundo; de luchar contra el conformismo, contra el consumismo, pero sobre todo, contra el AMERICAN WAY OF DEATH.
De este libro He extractado algunas ideas y pensamientos que quisiera compartir con ustedes.
• Si los responsables del mundo son todos venerablemente adultos, y el mundo está como está, ¿no será que debemos prestar mas atención a los jóvenes?
• Lo que se aprende en la juventud debería de constituir un soplo vital capaz de acompañarnos hasta el fin de los días.
• Por supuesto que ser joven no constituye una vacuna que preserve del error.
• Si un consejo puedo dar a los muchachos, es que no desperdicien su frescura, no apaguen su curiosidad.
• La juventud sabe lo que no quiere antes de saber lo que si quiere.
• En los jóvenes la conciencia no está dormida: aquí y allá dispara sus dardos morales, sus reproches y sus anuencias. De algún modo es un amparo, un sostén.
• Por otra parte, el tiempo desgasta y muchos jóvenes que estuvieron firmemente aliados a un ideal, paulatinamente se van afiliando a las coyunturas del dinero y acaban siendo todo aquello contra lo que lucharon a los veinte años.
• A la juventud no hay que encerrarla en un claustro; como mejor funciona es al aire libre. Ahí es cuando el solo la ilumina, la lluvia la riega, el viento la despeina. Y entonces no miente, sie afirma en su verdad, trata de proyectarse hacia el futuro.
• Hay jóvenes que transitan con trancos de esperanza, otros con pisadas de miedo. Luz versus obscuridad.
• La juventud es un territorio por el que todos pasamos. Sin embargo, mientras habitamos en él, no tenemos una noción, ni siquiera aproximada, de esa permanencia.
• Decía Lilian Hellman, Notable escritora Norteamericana: El liberalismo perdió para mi su credibilidad. Creo que lo he sustituido por algo mas privado, algo que suelo llamar, a falta de un término mas preciso, decencia..

jueves, 7 de febrero de 2008

DECISION


Hoy quiero transmitirles un pensamiento que acabo de recibir. No se quien es el autor (probablemente sea Walt Disney), pero no quiero transmitirlo sin decir que quien quiera que sea el autor, es un pensamiento hermoso, con gran enseñanza de vida.
Gracias Mía, por habérmelo transmitido.



Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar..
Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas,
Decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución,
Decidí ver cada noche como un misterio a resolver,
Decidí ver cada día como una oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades.
Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar.
Ahora me importa, como un profesor me dijo una vez “saberme mejor que ayer”
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Empecé a ser “mi propia tenue luz de este presente”
Aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas...
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad,
Y descubrí que el amor es una filosofía de vida.
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados
desde aquel día ya no duermo para descansar,
ahora simplemente, duermo PARA SOÑAR..."

miércoles, 30 de enero de 2008

PARADOJAS


Si la contradicción es el pulmón de la historia, la paradoja ha de ser, se me ocurre, el espejo que la historia usa para tomarnos el pelo.
Ni el propio hijo de Dios se salvó de la paradoja. El eligió para nacer, un desierto subtropical donde casi nunca nieva, pero la nieve se convirtió en el símbolo universal de la navidad desde que Europa decidió europear a Jesús. Y para mas INRI, el nacimiento de Jesús es, hoy por hoy, el negocio que más dinero da a los mercaderes que Jesús había expulsado del templo.
Napoleón Bonaparte, el mas francés de los franceses, no era Francés. No era ruso Jesé Stalin, el mas ruso de los rusos; y el mas alemán de los alemanes, Adolfo Hitler, había nacido en Austria. Margherita Sarfatti, la mujer mas amada por el antisemita Mussolini, era judía. José Carlos Mariátegui, el más marxista de los marxistas latinoamericanos, creía fervorosamente en Dios. El Che Guevara había sido declarado completamente inepto para la vida militar por el ejército Argentino.

De manos de un escultor llamado Aleijadrinho, que era el mas feo de los Brasileños, nacieron las más altas hermosuras del Brasil. Los negros norteamericanos, los mas oprimidos, crearon el Jazz, la mas libre de las músicas. En el encierro de una cárcel fue concebido Don Quijote, el mas andante de los caballeros. Y para colmo de paradojas, don quijote nunca dijo su frase más célebre. Nunca dijo: Ladran Sancho, señal de que cabalgamos.
Te noto nerviosa, dice el histérico. Te odio, dice la enamorada. No habrá devaluación, dice, en vísperas de devaluación, el ministro de economía. Los militares respetan la constitución, dice, en vísperas del golpe de estado, el ministro de defensa……

jueves, 24 de enero de 2008

EL SENTIDO DE VIVIR




Ayer, platicando con Marisol, una buena amiga, salió a la plática el tema de EL SENTIDO DE LA VIDA, y la pregunta obligada fue: ¿Cual es tu sentido de vida? ¿Que te hace tener el deseo de vivir? ¿Que te motiva para seguir adelante?
Viktor Frankl, neurólogo y Psiquiatra Austriaco, creador de la logoterapia, en su libro, EL HOMBRE EN BUSCA DEL SENTIDO, narra su cruda experiencia en los campos de concentración Nazi.
Despues de haber sido deportado junto con su mujer y sus padres al campo de concentración de Theresienstadten,de haber perdido todo, de haber sido separado de aquella joven con quien tenía un año de matrimonio, tuvo que trabajar en faenas durísimas, casi sin alimento y con apenas ropa en el crudo invierno Europeo. El, con los pies hinchados por la desnutrición y enfermo, miraba como a su lado muchos de sus compañeros se dejaban morir por que el sufrimiento era demasiado. Narra en un aparte de su libro, que en esos difíciles momentos lo único que lo mantenía vivo, lo único que le daba sentido a su vida y lo ayudaba a seguir, era el recuerdo de su mujer y la inquebrantable esperanza que tenía de volver a verla, sin saber que para entonces ella ya había muerto en otro campo de concentración.

y para ti, ¿Cual es tu sentido de vida?

miércoles, 23 de enero de 2008

AFRICA


El otro día recibí un correo sobre la situación de Africa. Mostraba, sobre todo, imágenes contundentes y desgarradoras sobre la realidad de la gente que ahí vive; seres tan humanos como nosotros y que no saben que lo son, que viven en peores condiciones que cualquiera de nuestros animales domésticos y que ni siquiera se imaginan la existencia de una vida como la que conocemos los que tenemos derecho al agua, a la comida diaria, a la sonrisa de los niños, a la existencia de Diós.....
Comentando el caso con alguien muy creyente me dijo – ¡Es que hasta ellos no ha llegado la palabra de Dios¡ - ¿Es verdad esto? ¿Dios es así, tan selectivo? Nosotros, los seres humanos que tenemos casi todo debemos saber que esto existe y tratar de remediarlo. De alguna manera también nos corresponde esa responsabilidad.

martes, 22 de enero de 2008

¡VA USTED A MATAR A UN HOMBRE¡


El comandante Ernesto Che Guevara fue asesinado el 9 de octubre de 1967 en el poblado de La Higuera, Bolivia, por el sargento Mario Terán.
Cuando el sargento llegó al aula el Che estaba sentado en un banco. Al verlo dijo:
-Usted ha venido a matarme-.
El sargento no se atrevía a disparar. En esos momentos veía al Che Grande, muy grande.
Sus ojes brillaban intensamente y temió que se le echara encima y le quitara el arma.
Sin embargo el Che le dijo: ¡Serénese y apunte bien¡ ¡Va usted a matar a un Hombre¡
Entonces el sargento disparó la primera ráfaga. El Che con las piernas destrozadas cayó al suelo, se contorsionó y comenzó a regar mucha sangre. El sargento disparó la segunda ráfaga que lo alcanzó en un brazo, en un hombro y en el corazón…..Ya estaba muerto

martes, 15 de enero de 2008

LA ACTITUD


El otro día leí algo que me hizo pensar en la actitud.
El ser humano, cuando se vá, deja solamente eso,
su actitud, las cosas que hizo en la vida para si
o para los demas, pero también las cosas que dejó de
hacer.
Por eso es que les quiero transmitir este pensamiento
a continuación. Espero que lo disfruten.


Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia,
pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde arriba,
la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
- El mundo es eso – reveló -. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos
Y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno,
que ni se entera el viento, gente de fuego loco, que llena el aire de chispas.
Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros
arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear,
y quien se acerca, se enciende.