lunes, 8 de octubre de 2007

GUITARRA NEGRA...


... Y he sabido, guitarra, que este otro perro que criaste,
ladrador, campesino, a veces manso o vigilante,
que roe su propio hueso en la penumbra y gruñe...
cual casi todo perro popular,
vagará por tus anchas veredas, tus milongas sangrantes...
hasta morir también... tal vez un día...
de soledad y rabia... de ternura...
o de algún violento amor;
de amor... sin duda.

No hay comentarios: